lunes, 6 de diciembre de 2010

Truco para no pagar en un restaurante

Un sevillano le dice a su amigo catalán:
- ¡Quillo, tengo un truco pa comer gratis!
- Molt bé, cuéntame como lo haces.
- Voy al restaurante, bastante tarde, pido un entrante, plato principal, quesos, postre y me tomo todo mi tiempo para tomarme un café, un coñac y un buen puro y espero a que cierren. Como ni me muevo, cuando ya levantan todas las mesas, dan vuelta las sillas sobre las mesas para barrer, viene el mozo a preguntarme si le puedo ir pagando porque ya se van, entonces le respondo: “Pero si ya le pagué a su colega que se fue antes”. Es así de simple.
El catalán entonces le dice:
- ¡Osti tu! ¡Que pasada!, ¿probamos juntos mañana?
- Enga.
La noche siguiente los dos van al restaurant: entrada, plato principal, quesos, postre, café, copa, puro, etc. Llega el momento de cerrar, se acerca el mozo, les pregunta si les puede cobrar y el sevillano le dice:
- Niño ¿pero que dices?, si ya le hemos pagao a tu colega.
Y el catalán agrega:
- Estamos desde hace rato esperando el cambio.

1 comentario:

  1. Jajajaja, los tópicos en los chistes siempre funcionan!

    ResponderEliminar